Humanizando

Organizaciones

Contexto

En el contexto del mundo actual en el que vivimos: cambiante, híper-conectado, acelerado, incierto, ansioso, ambiguo (y así podríamos seguir nombrando diversas características), vivimos personas… Seres humanos de distinta edad, cultura, nacionalidad, religión, cada vez más conectados digitalmente y a la vez más desconectados personalmente.

Esto que mencionamos puede verse frecuentemente en las organizaciones, acelerado por el tan conocido proceso de pandemia al que nos enfrentamos: empresas que residen en Europa y contratan colaboradores de India, Argentina, Estados Unidos, o cualquier otra parte del mundo. Personas que, aun viviendo en el mismo país, se encuentran trabajando en lugares diferentes. Entornos de trabajo en los que conviven hasta cuatro generaciones distintas. Todos ellos comienzan a integrar equipos con objetivos compartidos viviendo cada uno su propia realidad, la cual es distinta a la del compañero que tienen detrás de la pantalla.

Esta nueva realidad es en la que nos encontramos. Y en ella, distintas generaciones, con sus propios intereses y formas de pensar, componiendo entornos de trabajo adaptándose al mundo cambiante en el que vivimos. 

Líderes

En este contexto, los líderes pueden encontrarse frente a desafíos que ayer no eran imaginados. Entre ellos, quisiéramos conceptualizar 5:

  1. Desarrollar competencias como la resiliencia y gestión del cambio: Abrazar la idea de cambio como única constante y de capacidad de reinvención y adaptación a los entornos inciertos.
  2. Dejar de lado el castigo por el error: Entender que aprendemos haciendo, agilizar la forma en la que trabajamos, comprendiendo el error como parte de un proceso iterativo continuo. Amigarnos con la idea de aproximaciones sucesivas a ese norte que deseamos alcanzar.
  3. Comenzar a gestionar emociones: Tomar consciencia, distinguirlas, argumentarlas y comunicarlas. Entender que somos seres emocionales tanto cuando estamos en entornos laborales como contextos personales. Dentro y fuera de las organizaciones, tomamos decisiones y nos relacionamos en base a cómo nos sentimos.
  4. Crear una visión compartida: Encontrar el propósito e identidad del equipo. Ese motor que brindará la motivación necesaria para cada acción que realicen. Lograr que los colaboradores se sientan parte de algo más grande que ellos mismos. 
  5. Liderar equipos heterogéneos: Como mencionamos en el contexto, son cada vez más los perfiles de equipos diversos que requieren de un estilo de liderazgo colaborativo, que comprenda las diferencias entre los perfiles coordinándolos e integrándolos con el propósito de potenciar las competencias individuales de cada uno. 

Todo esto podría resumirse en una palabra: humanización. Humanizar a los líderes, flexibilizarlos para que, entre otras cosas, sean personas aspiracionales a los que las nuevas generaciones admiren y tengan como referentes.

Nuevas generaciones

Los nuevos perfiles son personalidades flexibles, curiosas, proactivas y abiertas al cambio permanente. Con una necesidad de transformar su entorno y de ser parte de algo más grande que ellos. Las nuevas generaciones piensan en equipo, en propósito compartido.

Son personas que se encuentran en aprendizaje continuo y con una forma de trabajo dinámica e innovadora que les permite proponer nuevas ideas buscando cuestionar lo preestablecido. 

Aquí el desafío puede estar, entre otras cosas, en:

  1. Encontrar el propósito colectivo compartido: Esa visión que, como equipo, les permita trascender dejando una huella. El mismo será aún más fuerte si se encuentra alineada con el propósito y los valores de la compañía.
  2. Ser red de pares: Aprendiendo colaborativamente y co-creando con todos los miembros de la organización. Encontrando en esa creación una idea de sistema al cual pertenecer. 
  3. Comunicar: Brindar sus opiniones a los líderes de la organización. Tanto los pedidos como las ofertas y propuestas de mejora.
  4. Querer ser el cambio: Actuar como protagonistas haciéndose responsables de sus roles, les brindará el compromiso para generar cambios sostenibles y sustentables. 

Integración y desafío compartido 

En todos los niveles de la organización, nos encontramos desafiados a conectarnos e integrarnos con el propósito de crear futuro compartido. Soltar las certezas del pasado que nos llevaban a armar planes de acción en función de lo que creíamos conocido. Comprender que nos encontramos frente a una hoja en blanco donde la propuesta es comenzar a llenarla hoy con el futuro que deseamos construir.

En relación a las nuevas generaciones, el desafío está en comprender que su manera de concebir al mundo es diferente. Dejar de pelearse con la idea de que el joven profesional abandonará la compañía sino asumirlo como una posible realidad. Capacitarlos y acompañarlos para que el tiempo que estén rindan su máximo y se enamoren de la idea de pertenecer a ese sistema. De esa manera, cuando decida irse (si es que lo hace), habrá dado su 100% y querrá que la persona que lo reemplace, haga lo mismo compartiendo su conocimiento, sus aptitudes y actitudes que lo llevaron a realizarse y desarrollarse dentro de la compañía.

¿En qué se resume todo? En una palabra: Humanizarnos. Reconectar con nuestra vulnerabilidad y flexibilizarnos con el propósito de generar las sinergias deseadas en los equipos de trabajo.

¿Cómo? Conversando, escuchando y compartiendo. Definiendo expectativas, compromisos, roles y responsabilidades. ¿Para qué? Para potenciar nuestras capacidades y habilidades, permitiéndonos alcanzar en conjunto los objetivos que deseamos disfrutando del proceso y pudiendo hacerle frente a los desafíos que supone el contexto al cual nos enfrentamos.

últimas

entradas

“En el gris está la magia»

“En el gris está la magia»

En el gris esta la magiaContexto Usualmente caemos en la trampa del falso dilema de comprender la dicotomía entre “lo tranquilo” y “lo intenso” como si fueran excluyentes entre sí, en lugar de opuestos complementarios. Nos encontramos constantemente enfrentándonos...

leer más
Creencias

Creencias

CreenciasPara traer el tema de Creencias que mejor que esta gran frase de Henry Ford... ¿Qué es una creencia?Idea o convicción acerca de algo. Son las formas que tenemos de ver la realidad en la que vivimos .Son nuestro modo de caminar por la vida. Las creencias nos...

leer más
Tengo que

Tengo que

Tengo  que...Tengo que... Autoexigencia, Perfeccionismo, Obligaciones... “Tengo que terminar esta tarea”, “tengo que cumplir todos estos objetivos”, “tengo que ir…”, “tengo que ser la mejor amiga,hija,estudiante…”, “tengo que, tengo que y tengo que”. Así todo el...

leer más
Share This
Abrir chat